• Web Municipal

  • Web,pinchando aqui

  • + Info Aqui

  • COMPRA/VENDE TU CASA AQUI…

  • Escuchame Aqui

  • Web, pinchando aqui

  • Zumaquero Abogados

  • Castillos Hinchables

  • + Info Aqui

  • Ver Facebook Aqui

  • Optica Mar

  • + info aqui

  • HORARIO BUS

  • + info aqui

  • Busca por categorías

  • noviembre 2010
    L M X J V S D
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    2930  
  • Páginas

Un pescador en Santiago


Marcos Antonio Torres

Seis de noviembre de 2010, Santiago  de  Compostela.  El pescador en cuestión tiene ochenta  y tres años, una edad con la que cualquier persona ya estaría  más  que  jubilada, disfrutando  de su tiempo libre, sin duda merecido.  Sin embargo, en su semblante siempre hay dibujada una sonrisa, entre tierna y misericordiosa; sonríe como si te estuviera dando un abrazo, como si te dijera “no estás solo”. Ha entrado en la ciudad como un peregrino más, llevando en su corazón toda su historia, que es la tuya y la mía, la de todos nosotros.  Atesora su mirada la sabiduría del hombre que mira al mar, que  repara y cuida sus  redes, siempre dispuestas a la  faena incansable, y a veces poco agradecida, de echarlas sobre el gran azul sin esperar nada a cambio. Su anillo habla de eso precisamente.

En la plaza del Obradoiro puede sentir el  calor de todos los que le están esperando, que son mucho más de los que siempre se dicen y se dirán, pues somos los hombres a veces un poco descuidados en la tarea de contar a las personas que hay en un lugar (dependiendo de las personas y del lugar, claro). Alza la mirada y en la catedral ve reflejada la Historia de una Europa que es árbol con raíces. Raíces que  son la base y proporcionan el nutriente necesario para que ese árbol siga vivo. El pescador sabe, como tú y yo sabemos, que si cortamos  esas raíces el árbol se secará y acabará muriendo.  Raíces de un árbol con el que  un buen carpintero sin duda haría unas apreciables obras que  harían feliz a mucha gente. Un pescador y un carpintero, curiosa historia esta que no habla  de reyes ni de políticos, sino  de oficios mucho más  mundanos y, por ello, mucho más importantes. Nuestro pescador entra en la catedral de Santiago. Allí le espera  otro pescador que le precedió, hace  muchísimos  años, en la tarea de echar las  redes.  Ahora nos asalta la duda de si estamos en la catedral de Santiago o en el lago  de Genesaret.  Ambos hombres del mar se funden en un abrazo. Ambos hombres del mar rezan, pues rezar es hablar entre dos amigos. Y es que, para cerrar el círculo de esta curiosa historia, hemos de decir que a ambos hombres del mar les une una amistad común: la que  contrajeron hace muchos, muchos años, con el hijo de un carpintero. Pues bien, resulta que el personaje principal de esta  historia, que es la mía y la tuya, es el hijo de un carpintero. Y resulta además que el hijo del carpintero le dijo al pescador que contara a todo el mundo su  historia, una historia llena de amor, perdón y  gracia. Por eso Benedicto XVI, ese pescador de ochenta y tres años, ha venido  a Santiago de Compostela. Por eso es importante y necesario que esté aquí. Por eso yo quiero que esté aquí. Me quedo con las palabras de la  homilía que Benedicto XVI, mi Papa y mi pescador, pronunció en la Plaza del Obradoiro. Palabras que son hoy el eco de una historia que alimentan unas raíces que, aunque bajo tierra, nadie puede ocultar: “A nosotros, queridos hermanos, nos toca hoy seguir el ejemplo de los apóstoles, conociendo al Señor cada día más y dando un testimonio claro y valiente de su Evangelio. No hay mayor tesoro que podamos ofrecer a nuestros contemporáneos”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: