• Web Municipal

  • Web,pinchando aqui

  • + Info aqui

  • +Info aqui

  • +Info aqui

  • + Info aqui

  • +Info aqui

  • COMPRA/VENDE TU CASA AQUI…

  • Escuchame Aqui

  • Zumaquero Abogados

  • Castillos Hinchables

  • Ver Facebook Aqui

  • Optica Mar

  • + info aqui

  • HORARIO BUS

  • + info aqui

  • Busca por categorías

  • Páginas

Otitis externa: el cuidado de nuestros oídos en verano


Aproximadamente un 60% de los casos corresponden a niños con edades comprendidas entre los 2 y los 12 años, cuyo conducto auditivo es más estrecho, produciéndoles fiebre e inflamación de la piel que rodea al oído afectado.

A este tipo de otitis también se la conoce como “oído de nadador” y afecta tanto a niños como a adultos.

El Servicio de Otorrinolaringología del Hospital de Torrevieja, gestionado por Ribera Salud y Asisa e integrado en la red pública de la Generalitat Valenciana, informa del cuidado y precauciones a adoptar con la llegada del periodo estival en relación a nuestros oídos, ya que son frecuentes las otitis o infecciones de la parte de la parte externa del oído. Los frecuentes baños en el mar y piscinas y la humedad del ambiente forman parte de los factores que contribuyen a que pequeños y mayores se vean obligados a acudir a su médico para tratar un fuerte dolor de oídos muy molesto para quienes los sufren. Aproximadamente un 60% de los casos corresponden a niños con edades comprendidas entre los 2 y los 12 años, cuyo conducto auditivo es más estrecho, produciéndoles fiebre e inflamación de la piel que rodea al oído afectado. La otitis externa es un tipo de inflamación del oído que afecta al conducto auditivo externo, que es el tubo  que va desde el tímpano hasta la oreja. A este tipo de otitis también se la conoce como “oído de nadador” y afecta tanto a niños como a adultos. Entre los factores que favorecen  el desarrollo de otitis externas se encuentran la humedad, la excesiva limpieza del oído, la manipulación con bastoncillos u otros instrumentos, heridas en el conducto, contacto con sustancias químicas irritantes como sprays de pelo, tintes y problemas de la piel del canal como eczema o dermatitis. Los pacientes diabéticos y con otras enfermedades, que producen una disminución de las defensas, tienen más posibilidades de desarrollar este tipo de infecciones.

La Dra. Marta Arroyo, especialista en otorrinolaringología y Jefe de Servicio del Hospital de Torrevieja advierte de la importancia de realizar una labor de prevención en pro de evitar este tipo de patologías, por ello, afirma que “debe evitarse la manipulación de los oídos con bastoncillos, prescindir de baños en zonas contaminadas, no realizar el lavado frecuente de los oídos con jabón y mantenerlos secos cuando sea necesario. Así, se pueden utilizar tapones de oídos para el baño, o bien secar el oído después del baño con una toalla o inclinando la cabeza a un lado, e incluso, utilizando un secador de pelo con aire templado”.

La otitis está producida por diversos gérmenes, que crecen en la piel del conducto auditivo externo, lo que provoca una inflamación con dolor intenso, sensación de taponamiento y sordera. Según la Dra. Arroyo “otro síntoma corriente es la otorrea, la supuración o salida de líquido o pus del oído; supuración que puede hacer que la audición se vea afectada de forma temporal. Por otro lado, también es habitual la sensación de ocupación del oído, por la inflamación del conducto que puede hacer que éste aparezca casi cerrado”.

El tratamiento para este tipo de infecciones debe tener un componente analgésico para el control del dolor, y un antibiótico tópico aplicado dentro del oído con el fin de erradicar la infección. En algunos casos con gotas tópicas con ácido acético o compuestos bóricos será suficiente, en otros casos, el médico le recomendará compuestos con antibióticos con o sin corticoides.

Los expertos recomiendan que, durante al menos una semana, el enfermo debe seguir con el tratamiento prescrito por su médico, evitando el contacto de los oídos con el agua y garantizando así que se produzca una óptima curación de la infección.

 

La clave está en la prevención

 

La prevención es la medida más recomendable para mantener el oído sano. Para ello son indispensables unas buenas condiciones de sequedad y la no manipulación en exceso del conducto auditivo. El secador de pelo con aire no caliente y aplicado suavemente puede ser un instrumento útil para el secado de los oídos, aunque también existen preparados con efecto de secado que mejoran el PH de la piel mediante un compuesto en gotas que contiene alcohol boricado.

Resulta importante que, ante cualquier síntoma, acuda a su centro de salud más cercano con el fin de obtener un diagnóstico rápido que ponga fin a este tipo de problemas mediante el tratamiento adecuado para cada caso.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: