• Web Municipal

  • Web,pinchando aqui

  • + Info aqui

  • +Info aqui

  • +Info aqui

  • + Info aqui

  • +Info aqui

  • COMPRA/VENDE TU CASA AQUI…

  • Escuchame Aqui

  • Zumaquero Abogados

  • Castillos Hinchables

  • Ver Facebook Aqui

  • Optica Mar

  • + info aqui

  • HORARIO BUS

  • + info aqui

  • Busca por categorías

  • Páginas

Las Bodas de Fígaro terminaron con un “banquete” de aplausos


Álbum, pinchando sobre la foto

Álbum, pinchando sobre la foto

Se llenó de una vez más el Teatro Municipal para asistir a la representación de una de las mejores creaciones de Mozart y una de las óperas más importantes de la historia de la música, “Las bodas de Fígaro”, que la compañía ‘Ópera 2001’ ofreció en versión original (italiano) con sobretítulos en español. Destacar entre todo el elenco las actuaciones del barítono Paolo Ruggiero y la soprano Natalia Lemercier, como los condes de Almaviva, y la magnífica interpretación de Francesca Bruni, que en el papel de Susanna,que lleva en parte el peso de la obra. No quiero olvidar a barítono, Nicola Ebau en su papel de Fígaro y a una versátil Mezzosoprano en su simpático papel de Cherubbino. Todos ellos dirigidos por Martín Mazik, que hizo sonar a la orquesta de forma extraordinaria y en su justo tono. Las bodas de Fígaro es una de las óperas más destacadas del repertorio operístico estándar y aparece como la número 5 de las óperas más representadas en todo el mundo durante el período de 2005 a 2010.
La historia está ambientada en la Sevilla del siglo XVII. El Conde de Almaviva está casado con Rosina. Pero corteja a otras mujeres. Por ahora, y dentro de la casa, sólo corteja a Barberina, hija del jardinero, y a Susana, pupila de la condesa y novia de Fígaro.
El doctor Bartolo, para vengarse de la jugarreta que Fígaro le había hecho, pone en marcha una reclamación de Marcelina, anciana criada suya, a la que el barbero había dado palabra de casamiento. Hay, además, un muchacho de nombre Cherubino, enamorado de la condesa.
Marcelina se quiere casar con Fígaro. Fígaro quiere casarse con Susana y está celoso del conde; éste tiene antojos por Susana y celos de Cherubino. Susana no puede tragar a Marcelina, y la condesa quiere reducir al conde a la fidelidad. Comienza a aclararse la situación porque se descubre que Marcelina, la que recibió palabra de casamiento y aspira a casarse con Fígaro, es nada menos que la madre de éste.
Así sigue el enredo propio de la ópera cómica. Un enamorado que se esconde en un armario y en el momento de peligro es sustituído por una muchacha. Y después, en el clásico jardín, tan propicio a los misterios, la señora se disfraza de criada y la criada se viste de señora, con éxito perfecto; el paje a quien visten de mujer y que accede a ello para poder estar en el palacio junto a la mujer amada (que ya no es la condesa, sino Barberina); el hallazgo de una carta amorosa que hace arden en celos a unos y otros, y la típica escena del jardín en que todos se equivocan de pareja.
Al final, el conde promete una vez más que será fiel y se conforma con la boda de Fígaro y la boda de Cherubino. Sin duda, historia que pese las más de tres horas de duración, obtuvo una merecida ovación de un teatro puesto en pie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: