• Web Municipal

  • Web,pinchando aqui

  • + Info Aqui

  • COMPRA/VENDE TU CASA AQUI…

  • Escuchame Aqui

  • Web, pinchando aqui

  • Zumaquero Abogados

  • Castillos Hinchables

  • + Info Aqui

  • Ver Facebook Aqui

  • Optica Mar

  • + info aqui

  • HORARIO BUS

  • + info aqui

  • Busca por categorías

  • Páginas

Opinión: ¡Es la corrupción urbanística, Sr. Dolón!


Julián Carcaño Pareja, militante de Los Verdes de Torrevieja

Julián Carcaño

Julián Carcaño

A Eduardo Dolón le extrañan las prisas del gobierno del pentapartito por revisar el Plan General de Ordenación Urbana de Torrevieja, pero es cosa sabida que para Los Verdes es una cuestión primordial de cara a rediseñar el tipo de ciudad e intentar reconvertir del modelo turístico.
El actual PGOU, elaborado bajo la alcaldía del PSOE en 1986, entró en vigor en enero de 1987; pero ha sido el PP el que ha tenido la exclusiva de la gestión urbanística desde mayo de 1988 hasta mayo de 2015. Durante la friolera de 27 años, el PP ha desarrollado un urbanismo a la carta, propiciando un crecimiento desordenado del municipio para favorecer determinados negocios especulativos y escandalosos enriquecimientos personales. Es vox populi en Torrevieja el caso de un popular personaje que, sin ser oficialmente promotor inmobiliario, ha amasado de la nada una fortuna opaca estimada entre 40 y 60 millones de euros.
El modelo urbanístico de la ciudad no tiene ya nada que ver con el que recogía el PGOU de 1987, ya que El PP ha llevado a cabo más de un centenar de modificaciones puntuales con el resultado desastroso conocido de masificación y de urbanizaciones inconclusas con falta de infraestructuras y servicios. A mayor desmadre urbanístico, mayores ganancias de especuladores y corruptos.
En opinión de Manolo Pamies, “durante bastante tiempo el PGOU se usó como una norma mafiosa. Hasta los promotores de medio pelo, los buitres que buscaban despojos, debían acercarse a la ventanilla de turno para abonar el impuesto revolucionario”.
La mala gestión urbanística del PP ha provocado reclamaciones millonarias por expropiaciones de suelo; el PP aparcó sine die la tramitación de las expropiaciones de suelo contempladas en el PGOU y se dedicó a otras operaciones más rentables, como fueron las recalificaciones de las fincas rústicas de La Hoya, La Coronelita, La Ceñuela y de otras tantas, la modificación aprobada para que Continente (actual Carrefour) pudiera instalarse en Torrevieja cambiando de residencial a comercial la parcela en la que se ubica, la libertad tipológica, las numerosas permutas de suelo, el descontrol de las infracciones urbanísticas, etc. Todo esto es la prueba de que el PP realizó una política urbanística basada en la especulación y el pelotazo, de espaldas al pueblo, y en beneficio exclusivo de unos pocos. Con la corrupción urbanística de Torrevieja se han enriquecido políticos y promotores en claro perjuicio del conjunto de la ciudadanía.
El portavoz del PP local, Dolón el Chico, se atreve a aventurar que el gobierno del pentapartito quiere promover un nuevo PGOU para favorecer “intereses urbanísticos personales, que pretende dar contratos de asesoría jurídica a amigos de la primera teniente de alcalde, la socialista Fanny Serrano”. Piensa el ladrón…
No sé si Eduardo Dolón, exalcalde del PP metido a pitoniso, conoce el mundo de las constelaciones familiares, pero lo que sí parece seguro es que no conoce bien el firme propósito de su pariente José Manuel Dolón y de Los Verdes en acabar con las tropelías urbanísticas en Torrevieja. O, tal vez sí, y eso es lo que le molesta.
Dolón el Chico debería mirar un poco hacia atrás para ver su propia implicación, por pasiva y por activa, en los intereses personales que desde las filas de su propio partido han gravitado sobre el desastre urbanístico de Torrevieja. Eduardo Dolón lleva ya 16 años viviendo de sueldos políticos, “profesión” que empezó a ejercer en 1999 al ser nombrado asesor municipal por el corrupto Hernández Mateo. Ha sido testigo y en ocasiones cómplice de muchas de las fechorías urbanísticas perpetradas por su jefe político y sus amiguetes.
Él era ya asesor municipal cuando Hernández Mateo, después de desembarazarse de su competidor Ángel García en el reparto de las churras y merinas urbanísticas, además de la Alcaldía, desempeñó la Concejalía de Urbanismo en el mandato 1999-2003. En estas fechas se fraguó el pelotazo de La Ceñuela con la excusa del hospital público de gestión privada y se produjo el pelotazo de las fincas de Almoradí con las correspondientes recalificaciones diferidas en el término municipal de Torrevieja para favorecer a la promotora Edén del Mar (que le había comprado al Rampete las famosas fincas dándole más de 5 millones de euros de beneficio).
Eduardo Dolón, que fue concejal en el gobierno de Hernández Mateo entre 2003 y 2011, tampoco quiso enterarse del amaño del contrato de las basuras en 2004, que terminó por llevar a la cárcel a su jefe, ni de las voces in crescendo que señalaban al exalcalde encarcelado como uno de los más importantes promotores urbanísticos y hombres de negocios de la ciudad en la sombra.
Designado por el propio Hernández Mateo como su sucesor, Eduardo Dolón ejerció la Alcaldía de Torrevieja entre 2011 y 2015 siguiendo las líneas maestras del urbanismo a la carta diseñadas por su antecesor. Prueba de ello es que prorrogó el ilegal contrato de las basuras y que su concejal de urbanismo Francisco Moreno fue imputado por la licencia ilegal que concedió a la planta de transferencia de basura.
En el Pleno del 27/03/15, el PP de Eduardo Dolón culminó el pelotazo de La Ceñuela iniciado por Hernández Mateo en 2003, al recalificar 640.000 metros cuadrados de terrenos rústicos a urbanizables en el entorno del Hospital y de la Laguna de Torrevieja, en los cuales se podrán construir hasta 2.684 viviendas, para compensar a la mercantil Explotaciones Agrícolas La Ceñuela por la cesión de los 100.000 metros cuadrados en los que se construyó el hospital.
Eduardo Dolón podrá decir misa en materia de urbanismo, pero las actas municipales y las causas judiciales dan fe de todos sus pecados y de su nulo propósito de enmienda. No sólo no ha denunciado ninguna de las irregularidades urbanísticas provocadas por los intereses personales de miembros de su partido, sino que incluso firmó la petición del indulto para Hernández Mateo en noviembre de 2013.
¡Es la corrupción urbanística, Sr. Dolón! ¡Y usted ya figura en la historia como uno de los mayores avalistas de esa corrupción en Torrevieja!

2 comentarios

  1. Dolon Chico Dolon Chico…………. TE HAN PILLAO…… CON EL CARRITO DEL HELAOOOOOOO

  2. Espero que el nuevo alcalde ponga orden en la Alcaldía. Mi familia lo ha votado al completo. Animo Alcalde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: