• Web Municipal

  • Web,pinchando aqui

  • + Info Pinchando Aqui

  • COMPRA/VENDE TU CASA AQUI…

  • Escuchame Aqui

  • Web, pinchando aqui

  • Zumaquero Abogados

  • Castillos Hinchables

  • + Info Aqui

  • Ver Facebook Aqui

  • Optica Mar

  • + info aqui

  • HORARIO BUS

  • + info aqui

  • Busca por categorías

  • Páginas

Retrato: Club Náutico mirador-balcón de Torrevieja


Dicen que has cumplido cincuenta años, pero fue ayer cuando bajando la escalera del salón escuche “…Mirando al mar soñé/ que estabas junto a mí. / Mirando al mar yo no sé qué sentí, / que acordándome de ti, lloré”
Dicen que has cumplido cincuenta años, pero el tiempo no ha pasado.

4Encarna Hernández TorregrosaEncarna nuevo

Como ayer, me sorprendo mirando al mar desde uno de tus muelles, sin otra cosa que hacer que descansar. El reloj del tiempo se detiene en un impass de ociosidad. Los días caen, uno tras otro en el saco roto de las fauces de Saturno (Cronos para los amigos) tiempo de sopor y ensueños. Ante este letargo soy presa de una visión. A orillas de tu terraza, el mar se pone en pie para proteger a una de sus frágiles criaturas, una Sirena rescatada por los pescadores que fueron cautivados por su belleza. En ese ejercicio de imaginación, veo como se asoma por la punta del puerto, las velas de la goleta que de vuelta de su viaje a otros mundos, llega a la vieja ciudad que siempre está esperando ver arribar la embarcación. El pueblo espera desde la orilla, contemplan la imagen del bergantín-goleta, que en el mascaron de proa se perfila la Sirena que los saque de su letargo… pero todo esto pertenece a otra historia.
Aquí y ahora, desde el mirador-balcón que es Club Náutico, Torrevieja ve como cumples cincuenta años como Real Club Náutico a nivel del mar. Hoy no son grandes odiseas las que cuentan navegantes, pescadores y gente de la mar que pasan sus días descansando a tú vera. No son bergantines o goletas los que llevan la imagen de tú Sirena en la proa. Hoy son yates de recreo los que atracan en el club, para ser acogidos en la dársena del puerto, que a falta de una “alameda” de cipreses en la ciudad, son los mástiles de los barcos, los que sirven de arboleda que se eleva al cielo saludando a las gaviotas en su vuelo. Y como en la antigua Roma, a este rincón del puerto, llegan viajeros desde todos los caminos, buscando el descanso, abandonándose al placer del ocio más marinero, dejándose envolver con la calma que otorga el anonimato. El sosiego que ofrece el entorno de este club, da la oportunidad de parecer uno más entre tantos…
-¡felicidad de niños!
Fantasía y espejismo que se unen para que en el centro de todo ello, surja la imagen del Real Club Náutico. Y junto a ti la hermosura del mediterráneo, el sonido de las caracolas, el rumor de las olas en forma de latidos. El contraste lo ofrece el perfil de esa Torrevieja de cielo limpio y generoso, al que apuntan torres con cientos de ventanas, que observan cuanto sucede a sus plantas. Torres recortadas a orilla del mar, que vistas desde la bahía, no se perfilan como torres de castillos o campanarios. Y en el centro de todo ello, el Real Club Náutico de Torrevieja. Imagen de renovación, actual y dinámica que se entrega al visitante como puerta abierta para quien desee aceptar la tan ansiada amistad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: