• Web Municipal

  • Web,pinchando aqui

  • Escuchame Aqui

  • Ver Facebook Aqui

  • + Info Aqui

  • + Info Aqui

  • + info aqui

  • Horario Bus

  • + info aqui

  • Busca por categorías

  • Páginas

La Mata abrió ayer el pórtico a su Semana Santa con un emocionado pregón de Pilar Gómez


Álbum, pinchando sobre la foto

TEXTO ÍNTEGRO DEL PREGÓN EN EL INTERIOR

VÍDEO: Pregón Semana Santa. La Mata (E. L. Joga)

Ya es Semana Santa en La Mata. La Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Rosario se llenó ayer de sentimiento y poesía nazarena, en boca de la abogada y concejal de “Ciudadanos”, en el Ayuntamiento de Torrevieja, Pilar Gómez Magán. El acto estuvo presentado por el comunicador local y pregonero que había sido de esta misma Semana Santa, Francisco Reyes, ante la presencia del Párroco, José Luis Arnal: de los concejales populares, Sandra Sánchez, Inmaculada Montesinos y Eduardo Gil Rebollo, este último, presidente de la Cofradía de Nuestra Señora del Rosario, organizadora del acto y el presidente de Apymeco y de la Asociación de comerciantes de la Mata, David Sánchez. El pregón de Pilar, fue un canto la religiosidad y al amor de Dios, haciendo un paseo por los últimos pasajes de la vida de Jesús, terminando con un hermoso poema dedicado a la Virgen Dolorosa. Es por ello que mis palabras no pueden alcanzar a describirlo con detalle, por lo que les invita a su lectura íntegra.

PREGÓN DE LA SEMANA SANTA DE LA MATA 2017 POR PILAR GÓMEZ MAGÁN

Queridos Materos y a la vez amigos.
En primer lugar quiero, emocionada, agradeceros vuestra generosidad, al haberme nombrado pregonera de una celebración festiva tan importante en nuestra vida como católicos, LA SEMANA SANTA.
Esta celebración está llena de profundos sentimientos religiosos, como máxima expresión de nuestra fe cristiana, fe que está en la raíz de nuestra cultura y que nos aporta unos valores morales que van más allá de lo meramente humano y terrenal, llegando a darle a nuestras vidas una espiritualidad y un sentido transcendente , que ya es de un gran mérito, teniendo en cuenta las dificultades de la sociedad moderna en la que estamos viviendo, una sociedad condicionada por las guerras y la violación de los más fundamentales derechos humanos, condicionada por las costumbres y las formas de vida mundanas basadas en el consumismo, la diversión desenfrenada, la sacralización de personajes intranscendentes, hasta convertirlos en ídolos carentes de los valores morales necesarios para poder ser considerados como ejemplo. Pero afortunadamente, vosotros no habéis sustituido al verdadero modelo, Jesucristo, por esos falsos modelos que ha generado la sociedad como falsos ídolos de barro. Tenéis todavía vuestro pensamiento, vuestra mirada y vuestro corazón puestos en un personaje histórico, Jesucristo, que cambió el rumbo de la Humanidad, dándole a nuestras vidas una dimensión social muy importante a través de su ejemplo, basado en dos pilares fundamentales: EL AMOR Y EL PERDÓN. El AMOR en una doble dirección, una hacía Dios y otra hacia nuestros semejantes a los que a veces también llamamos prójimos y hermanos.
Pero el Amor, entendido en el sentido bíblico, no es solamente un conjunto de frases hechas que hemos oído cuando se nos ha leído el evangelio en la Misa, que quedan muy bien, pero que luego no las ponemos en práctica, cambiando así el sentido del amor, haciéndolo exclusivamente mundano.
Pero el AMOR sin obras carece de sentido y para hacerlo más visible y palpable dándonos cuenta de su verdadera dimensión evangélica, citaré algunos versículos de la Biblia, que es el libro donde se recoge la palabra de Dios y los mensajes de Jesucristo a través de sus discípulos.
Dice San Pablo en su epístola a los Gálatas en el capítulo 5 versículo 13 – 14 – 15 “, Hermanos habéis sido llamados a la libertad; solo que no toméis de esa libertad pretexto para la carne; antes al contrario, servíos por amor los unos a los otros,. Pues toda la ley alcanza su plenitud en este sólo precepto : “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. Pero si os mordéis y os devoráis mutuamente ¡mirad no vayáis mutuamente a destruiros”.
Más adelante dice: “ las obras de la carne son conocidas: fornicación, impureza, libertinaje, idolatría, hechicería, odios, discordia, celos, iras, rencillas, embriagueces, orgías y cosas semejantes”. En cambio más adelante nos dice, hablando del verdadero amor al prójimo, en su carta a los Corintios, capítulo 13 : ” El Amor es paciente. es servicial, el amor no es envidioso, no es jactancioso, no se engríe, es decoroso, no busca su interés, no se irrita, no toma en cuenta el mal, no se alegra de la injusticia, se alegra con la verdad. Todo lo excusa, todo lo cree. Todo lo espera. Todo lo soporta. El Amor no acaba nunca.
Aquí tenemos una verdadera guía de comportamiento cristiano, para que aprendamos a distinguir el bien del mal, y nos sirva a la vez para realizar una buena educación que nos sirva como modelo de vida como Jesucristo nos enseñó cuando dijo “Amaos los unos a los otros como yo os he amado”. Y esto no es religión para que se quede dentro de las iglesias, esto es una forma de vida que los católicos y cristianos en general deben sacar a la calle, para dar testimonio de vuestra fe, porque “ por vuestras obras obras os conocerán”
Sus hechos y sus palabras deben de actuar como un faro en alta mar, que son luz y guía orienta orienta nuestras vidas en este mundo tan complicado y lleno de odios, de guerras, de injusticias, de envidias, de falsos salvadores que quieren conducirnos a la ruina moral por caminos de perdición, con falsos mensajes, buscando más la confrontación que la concordia y el respeto mutuo.
Nosotros resumimos todos estos mensajes de amor en una expresión muy humana y mundana que dice: “ Obras son amores y no buenas razones” o en otra que dice “menos predicar y dar más trigo”.
Pero estoy segura que nuestra mirada siempre estará puesta en Cristo y en su Cruz como signos de Amor, sacrificio y algo muy importante como signo de el perdón mediante los cuales nuestra vida cobra auténtico sentido y nuestro sufrimiento verdadero consuelo. Fue en la CRUZ donde Cristo sufrió y perdonó más, y perdonó a los que le hicieron sufrir “Padre perdonalós porque no saben lo que hacen” .
Estos dos mensajes de Amor y Perdón son los que deben formar parte de nuestra filosofía de vida y en los que debemos meditar de manera especial durante estos días de Semana Santa corrigiendo el rumbo de los errores cometidos.
La cruz es el símbolo máximo del Amor y del Perdón cristianos y la seña de identidad de la pertenencia a una comunidad de personas cuyo modelo a seguir es Jesucristo. Debemos de sentir orgullo de mostrarla.
En medio de esta tragedia de la SEMANA SANTA, aparece una persona que no debemos pasar por alto en estas fechas, símbolo del Amor materno, esa persona es la Virgen, una mujer que vive en silencio, pero con una gran amargura, el sufrimiento de su Hijo. Los escultores imagineros han intentado resaltar esa profunda tristeza que nos llena de emoción y sentimiento, reproduciendo así los momentos vividos por los protagonistas de tan dolorosos días, y con esa idea debemos ver las imágenes que nos trasladan en el tiempo para no dejar en el olvido tam importante acontecimiento para la cristiandad.
A la Virgen como final de mi pregón, quiero dedicar un poema como resumen de los días de Pasión:

MARÍA, MADRE DOLOROSA
La noche fue siniestramente agitada,
La chusma, sedienta de sangre,
Perdida la razón,
Empujo a Cristo a la Cruz
Con violenta exaltación.
María, Madre Dolorosa,
contempla en silencio
la trágica escena
y se le parte el corazón.
Al alba,
Aurora renegrida,
por un camino de tormento
que se dilata y eterniza,
entre pasos tortuosos y caídas,
Cristo, el inocente reo,
Torturado, escarnecido,
Roto el cuerpo,
llega por fin al monte Calvario,
para el triste recuerdo
el monte de la Pasión.
María, Madre Dolorosa,
llora sin consuelo su dolor.
Se le han secado sus ojos,
hundidos en sus negras órbitas
de tanto lamento y llanto,
lleno su rostro de espanto,
repleto de consternación.
Por su pálida mejilla,
su última lágrima baja,
eternamente larga
cual perla de cristal,
dejando sin brillo su mirada.
La noche oscura y lóbrega,
Cubierta de rojos cristales,
Rasgó el velo del cielo,
Inundando de pena el alma,
Cuando Cristo, en la Cruz clavado,
Exhausto, sin fuerzas en el aliento,
Dijo con ronca voz:
“todo se ha consumado”
Y ante María, Madre Dolorosa,
Cayó muerto.
Enmudeció el horizonte de hielo,
enmudeció el Universo,
enmudecieron todos de miedo
hasta que Cristo,
al tercer día,
resucitó de entre los muertos.
Finalmente agradecer a todos nuestros vecinos y especialmente a La cofradía del Rosario los esfuerzos que año a año hacen para seguir manteniendo viva nuestras tradiciones y cultura religiosa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: