• Web Municipal

  • Web,pinchando aqui

  • COMPRA/VENDE TU CASA AQUI…

  • Escuchame Aqui

  • Web, pinchando aqui

  • Zumaquero Abogados

  • Castillos Hinchables

  • + Info Aqui

  • Ver Facebook Aqui

  • Optica Mar

  • + info aqui

  • HORARIO BUS

  • + info aqui

  • Busca por categorías

  • Páginas

  • Anuncios

Opinión: La cabalgata


VÍDEO: Resumen Cabalgata año 2013

Fernando Guardiola

Ayer cuándo tuve que hacer la crónica de la Cabalgata de Reyes no quise expresar mi opinión de lo que para mí había supuesto la misma, ya que eran muchos los niños que la única ilusión que tenían era recibir a los Reyes y que al llegar a casa querían ver sus fotos y quizá los que saben, leer el artículo que para ellos redacté. Pero hoy lunes, que ya esos niños no van a poder leer, lo que yo expresé, quiero hacer mi valoración de la misma. He vivido desde que llegué a Torrevieja en 1988, treinta Cabalgatas de Reyes. Al principio eran de “lo que había”, pero eran otros tiempos y otras formas de vivir. Pero llegó un momento en que la Cabalgata de Reyes tomó un sentido muy especial y el desfile se hizo mayor y se quiso hacer a lo grande; contando con el consentimiento de lo que de verdad, se suponía era una cabalgata de Reyes, que no es ni mucho menos lo que este año hemos visto. Realmente no ha estado mal, ha sido de “notable”… pero en cuestión de espectáculo y aunque se traído lo qué han dejado otros pueblos, porque como siempre hemos llegado tarde a la contratación y no me digan ustedes que no; las carrozas de los Reyes Magos eran de lo más cutre que ha pasado por aquí, pero vamos los espectáculos realmente extraordinarios, muy bonitos, una parafernalia realmente llamativa. Tres o cuatro fueron los espectáculos contratados, uno de ellos basado en la novela de Julio Verne “Viaje a la Luna”; el otro una alegoría infantil con gusanos y mariposas volantes y otro en la selva en donde un elefante gigante y King Kong, reflejados en unas enormes moles hinchables dejaban a los niños, casi indiferentes, y es que nos sabemos si tenían algo que ver ellos, en lo que realmente supone el espíritu de una cabalgata de Reyes Magos. Creo que vamos confundiendo los términos y los tiempos; en diciembre en la cabalgata de las fiestas, actuaron todas las academias de baile, haciendo que aquello pareciera el carnaval y en esta de Reyes solamente se ha respetado la tradición cristiana, qué es en lo que se basa esta cabalgata en la figura de los Reyes Magos, porque ya lo único que faltaba es que los quitarán; pero ¿cómo se come que solamente sonará un villancico en todo el recorrido? “¡Ya vienen los Reyes Magos!”, la primera vez al bajar del barco y la segunda al llegar al portal, … por cierto que al llegar al mismo hicieron el saludo que yo llamo de “don José”, ¡Hola, Don Pepito, hola Don José!, te saludo, te doy la espalda y adiós.

Hay algo primordial en la historia del cristianismo y es que los Reyes Magos hacen sus presentes al recién nacido, oro, incienso y mirra y en las anteriores cabalgatas se respetaba y por ello le pongo un vídeo realizado hace unos años, en qué que ¡por cierto!, no sé parece en nada la fachada de la iglesia, a lo que vimos el sábado y por ello les pediría por favor que pincharán en la fotografía de arriba y lo vieran, los reyes entregan sus presentes al Niño Dios.
No voy a entrar en valoraciones religiosas y políticas, sino tradicionales y muy antiquísimas, pero tampoco se puede hacer una cabalgata popular en la que se anule el verdadero sentido de la misma, porque las atracciones que hubo realmente no tenían nada que ver con el espíritu navideño, que es el espíritu cristiano, mal que les pese a mucho. Debo también hablar y decir en voz alta que me parece algo de mal gusto de que esos 88.000 euros que se han invertido, no reviertan en asociaciones y en colectivos de nuestra población y que se tengan que traer atracciones de otras empresas foráneas, cuando muchísimos años han estado implicadas en el desfile disfrazados cómo deben de ir, las bandas de música de Torrevieja, tanto la Unión Musical Torrevejense como “Los Salerosos”, que económicamente les venía muy bien, colectivos como la desaparecida escuela de teatro, comparsas y demás, que montaban en una carroza en la que iba el nacimiento, y tocaban la música propia de la Navidad, porque la bachata, el bolero y la pachanga con el espíritu navideño y de la Cabalgata de los Reyes Magos, pegan como un “huevo a una castaña”.

En otro orden de cosas vamos a analizar la implicación de las fuerzas de orden público en el desarrollo de la cabalgata. Está muy bien que se acote con vallas todo el recorrido; pero desde que los reyes salen a la altura de la fábrica del hielo, hasta Ramón y Cajal, que es donde muchísima gente se concentra para verlo salir, no había ni una valla con un peligro extraordinario, puesto que la gente se metía debajo de las carrozas y para más “inri”, había una atracción, que era del cohete a la Luna, que en seis ocasiones preparaban el cohete, dejaban pasar el resto del cortejo unos 50 metros, encendía motores y hacían un sprint a 70 kilómetros por hora; un aparato rudimentario con una altura de 3 m y un saltimbanquis despatarrado encima que si hubiera volcado, hubiera causa serios problemas; pero claro no había ninguna autoridad para decirles que eso no se podía hacer, porque el desfile lo dirigió una fuerza de apoyo desarrollaron con admirable eficacia los voluntarios de Protección Civil, que por cierto lo hacen gratuitamente. Al final del desfile lo cerraban tres coches de la Guardia Civil con más de 15 miembros, metralleta en mano, que obligatoriamente la Delegación de Gobierno obliga por la alarma anti terrorista, pero y vuelvo a repetir “pero” ¿dónde estaba la Policía Local?, abrieron el desfile tres números, que eran al parecer todo el “arsenal humano”, con se contaba estos días, y que se dedicaron posteriormente a ver cómo estaba el tema de las barreras, los coches mal aparcados y tal, pero en cuanto al orden de la cabalgata “cero patatero” y a ellos, les pagamos nosotros. La cabalgata fue espectacular, en la forma, pero no en el fondo y me van a perdonar, pero esto no fue una cabalgata de Reyes, sino un espectáculo que lo mismo vale para un “roto que un descosío”, Lo único que salvó a los organizadores, fue la ilusión de los niños que lo único que esperaban era ver a sus majestades y qué te lanzarán una sonrisa, … que a veces ni eso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: