• Web Municipal

  • Web,pinchando aqui

  • + Info aqui

  • +Info aqui

  • +Info aqui

  • + Info aqui

  • +Info aqui

  • COMPRA/VENDE TU CASA AQUI…

  • Escuchame Aqui

  • Zumaquero Abogados

  • Castillos Hinchables

  • Ver Facebook Aqui

  • Optica Mar

  • + info aqui

  • HORARIO BUS

  • + info aqui

  • Busca por categorías

  • diciembre 2019
    L M X J V S D
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031  
  • Páginas

Celebrara con éxito la “San Silvestre – Centinela 2019”


Gracias amigos por ese montón de deseos, propósitos y sueños para 2020 que nos hicisteis llegar a nuestra página de Facebook – La Ruta de los Centinelas y al correo electrónico centinelasdiabetes@gmail.com

Álbum, pinchando sobre la foto

Fue muy emocionante ver como nuestra botella se alejaba flotando en el mar después de haber recorrido la Vega Baja en la fría mañana del pasado día 29 de diciembre. Una densa niebla se posaba sobre el cauce del río mientras los seis Centinelas se acercaban al punto de partida, gracias a nuestro amigo Juan Antonio.
Seis osados Centinelas iniciaron el camino en Orihuela, dos dulces y cuatro salados, tres mujeres y tres hombres, seis corredores que desafiando al frío y a la humedad comenzaron a correr por el soto del río Segura, siempre por su margen derecha y en sus mochilas tres objetos que entre todos fuimos cargando, un aro azul, símbolo universal de la diabetes, una botella llena de vosotros y un mensaje: “Fuerza Vega Baja”.
Al amanecer, aunque la bruma nos impidió ver salir el sol, comenzamos a dar zancadas junto al río, el rocío brillaba por todas partes, las aves se iban alzando y así entre naranjos y mandarinos alcanzamos Molins, el meandro de Jacarilla, cruzamos su puente de madera y cuando el sol comenzaba a asomar entre nubes ya estábamos en Benejúzar.
Entre risas y charlas fuimos sumando kilómetros, una estampa única la constituyen un grupo de pinos, altos, muy altos que se conservan en la ribera del río y cuando casi alcanzábamos la mitad del recorrido, unos 15 kilómetros, hicimos una parada donde el río se desbordó e inundó la Vega.
Es triste pensar como el plácido río puede tornarse tan salvaje y provocar tanto daño… ¡Fuerza Vega Baja!
Los dulces aprovechamos para realizar un control glucémico, ninguno de los dos disfrutamos aún de los monitores flash aprobados por nuestros servicios de sanidad, o mejor los monitores continuos de glucosa, que esperemos en 2020 lleguen a todos nosotros #mcgparatodos.
Zancada tras zancada con algún momento para reagruparnos y disfrutar del río que se iba ensanchando nos acercamos a la Noria de Benijófar donde siete compañeros más, siete Centinelas, siete amigos más del Club Atletismo Torrevieja se unieron a nuestra marcha.
Trece Centinelas, para nosotros no es ningún problema la cifra, con el entusiasmo de los recién llegados avanzan dejando a un lado Formentera al otro Benijofar hasta el puente viejo de Rojales.
Allí una nueva Noria nos contempla y entre risas y algo de frío continuamos nuestro camino.
El último tramo lo hallamos vigilado por la atenta mirada de un cormorán que nos acompaña hace largo rato, quizá guiándonos hasta el mar, y con la visita de una garza real y otras aves que habitan el cauce de la localidad ribereña.
Ahora sí, el cielo se ha despejado y sabiendo que el mar se encuentra cerca nuestro paso se acelera, el rodar se hace fácil, cada uno ha encontrado su lugar en la marcha y con cierto nerviosismo nos acercamos a la meta, ya se huele a sal, el cauce se abre, el castillo cual centinela nos observa desde su atalaya, el reto se acaba, el aro en una mano, el mensaje en la otra y todos vuestros deseos en el interior de la botella ya pueden ver el mar.
Tras cuatro horas y tres minutos y después de cubrir treinta y dos kilómetros alcanzamos el faro que se adentra en el mar allá donde desemboca el río Segura.
Como todos no habían traído escrito su deseo y además no cabía un alfiler en aquella botella, dimos unos minutos para que cada uno pudiera contar al oído de la botella, entre susurros su deseo, su propósito, su sueño para el 2020.
Y entre susurros… el rumor de las olas se la llevó.
Pues así fue amigos, nos fundimos en un abrazo con el río Segura, desde Orihuela hasta su desembocadura en Guardamar y allí lanzamos nuestra botella para que siga su camino…
“Fuerza Vega Baja.” “¡No corro solo… corro con diabetes!
Y a partir de aquí… Nos pondremos a trabajar en todo aquello que hemos deseado, propuesto o soñado para asegurarnos que se haga realidad.
Feliz San Silvestre, Feliz año nuevo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: