• Web Municipal

  • Web,pinchando aqui

  • + Info Aqui

  • COMPRA/VENDE TU CASA AQUI…

  • Escuchame Aqui

  • Web, pinchando aqui

  • Zumaquero Abogados

  • Castillos Hinchables

  • + Info Aqui

  • Ver Facebook Aqui

  • Optica Mar

  • + info aqui

  • HORARIO BUS

  • + info aqui

  • Busca por categorías

  • mayo 2020
    L M X J V S D
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031
  • Páginas

El Cascanueces, emociona a un Auditorio repleto

El Ballet de San Petersburgo, actuó con más de treinta alumnas de la Escuela de Danza Mery que entusiasmaron en sus intervenciones.

Álbum, pinchando sobre la foto

Álbum, pinchando sobre la foto

VÍDEO. Muestra (M. A. Villar)

VÍDEO: Breve (J. Carrión)

Lleno hasta la bandera anoche en el Auditorio Internacional de Torrevieja para ver, oír y disfrutar del Ballet Clásico de San Petersburgo, dirigido por Andrey Batalov, una de las figuras más destacadas de la danza rusa actual y bailarín principal del Mariinskiy Ballet. Con música Tchaikovsky El Cascanueces es un uno de los cuentos de hadas más famosos del mundo, escrito por Amadeus Hoffmann en 1816 y adaptado por Alejandro Dumas (padre) años después. Este ballet, dividido en dos actos, se ha ganado un lugar por sí mismo en la historia universal del ballet clásico. Sin embargo anoche por parte de muchos de los que llenaron el recinto se esperaba la actuación, inédita, de una escuela de danza local en un proyecto tan importante como este. Pero más de treinta alumnas de Mery, subieron al escenario a darlo todo, y hay que decir que a veces no sabíamos quienes eran la verdaderamente preparadas para estar representando la obra,  por la excelente puesta en escena de las chicas. Al final el público puesto en pie aplaudió a rabiar la maravillosa escenografía y la espectacular forma de asimilar la danza y la dramatización en la misma obra. Sigue leyendo

El “Cascanueces”, cautivó a un público que abarrotó el Teatro

Álbum, pinchando sobre la foto

Anoche, el teatro municipal, registró un lleno total, para asistir  la representación del “Ballet de Moscú” de la obra “Cascanueces”. Es indescriptible para el que realiza esta crónica trasmitir  las sensaciones que desde el estrado pueden sentirse en estas ocasiones, en que el privilegio de poder ver actuar a este elenco supone. Desde el primer instante la plástica y el arte se unen, para  ofrecer un espectáculo sublime. Aplausos a destiempo y otros clamorosos,  porque la escenografía lo provocaban,. Expresiones de asombro ante la verdadera sensación de asistir a algo irrepetible, eran la tónica de esta obra de Tchaikovsky, donde se narra un cuento, de relojeros, juguetes y fantasía, que cautivo a un público entendido y exigente que premió con interminables aplausos esta memorable actuación.